FacebookTwitter

Tenemos 106 visitantes y ningun miembro en Línea

Sábado, 06 Mayo 2017 17:56

Si los padres no estamos educados, los niños tampoco. Si se educan bien y con recursos a los niños, no tendremos que castigar a los mayores

Escrito por Redacción
Valora este artículo
(0 votos)

Pos José Lirio Jiménez

Hablar es una necesidad, pero escuchar es un ¡Arte! Se debe escuchar más y Hablar menos, nuestra Juventud habla mucho y escucha poco.

Desde principios de este siglo nuestra sociedad ha ido mostrando un desinterés  por los valores,sobre todo en los más jóvenes, ellos creen que vivir con reglas es vivir atado, y sin libertad nada más lejos de la realidad, la libertad consiste en depender estrictamente de uno mismo, pero para eso hay que formarse primero y eso cuesta trabajo y sacrificio. Vivir como uno quiera faltando a los demás, y estar sin valores, no es lo correcto en una sociedad civilizada, para esto hace falta sacrificio, educación,  y respeto.

La juventud es la base del Pueblo. La familia es la base fundamental para que florezcan los valores. Como la verdad, el respeto, el saber, el estudio, la honradez, el compañerismo, trabajo en equipo etc. El sacrificio el esfuerzo es fundamental y esto es tarea de Padres y profesores. La escasa relación familiar con los profesores, la poca comunicación entre padres e hijos, y el desprecio a la autoridad del profesor, más las nuevas y malas leyes educativas establecidas por políticos y partidos mediocres, por intereses de partido o personales, sin tener en cuenta que la educación es un derecho de Estado, y no un derecho político como viene siendo. Todo esto forma parte de factores contrarios al éxito escolar, y por lo tanto al éxito de España.

Los padres son pilares fundamentales para la educación del niño, pero para esto hace falta que los padres tengan una educación de calidad, sino es así, lo demás no sirve para nada. Las estadísticas dan que el 15% de los menores entre 13 y 14 años, se emborrachan todos los fines de semana, El alcohol, disminuye el crecimiento y desarrollo del cerebro del niño,  afecta al hígado, riñones, y envejece la piel, y va mal, para la formación del niño, los botellones permitidos por los políticos, arruinan a familias y dan paso a una mala educación sin respeto a nada.

La familia, es la institución reproductora del sistema de valores de las personas. La institución familiar es el escenario privilegiado de la personalidad del niño. Los niños viven como se crían, y es la aspirina dorsal de la educación del hombre y la mujer. Así qué, atacar y destruir las familias como se vino haciendo años atrás, es como atacar y destruir tu propia nación, es lo que tenemos por no defender una educación de calidad y con recursos.

Pero esta nueva sociedad que hemos montado y con la que nos estamos autodestruyendo, con las formas de construir este socialismo del siglo XXI, que no es otro, que el que nace en el nuevo hombre, y que vislumbrara el Ché, esto no puede ser donde ya hace tiempo se derrumbo el muro de las vergüenzas, querer volverlo a construir es vivir fuera de lo normal, y que se basa en el respeto a ideales, costumbres, o religiones de las civilizaciones de los pueblos.

A las familias hay que prepararlas para que cumplan adecuadamente  y con respeto su Rol; se le debe educar dotándolas de los conocimientos y recursos necesarios para que puedan cumplir la parte que le corresponde en esta sociedad viciada de vicios, sin recursos con paro, con mala educación, y muy poco respetuosa, se debe trabajar para la integración de estas nueva generación nuestra con organizaciones sociales, con nuestras universidades, con nuestros medios de comunicación, todo esto requiere de programas concertados a esos fines.

La sociedad debe dar la importancia debida al papel de la familia, la escuela, el trabajo, las  organizaciones políticas y sociales deben cumplir  con los objetivos mencionados porque son los sueños de una nación concebido por entero para el hombre y por el bien del mismo, y esto es tarea de Padres,, políticos, y Estado. La educación como bien menciono  no es un derecho político, sino un derecho de estado, una educación impartida indistintamente en cada región de España, es su fin como nación.

¿Si no creemos en las familias, como vamos apostar por las familias? ¿Y sino creemos en Europa como vamos apostar por ella? La destrucción de misma es la destrucción del propio Estado, y esto es lo que les viene pasando a muchos políticos, y gobernantes, y a políticos de toda Europa una Europa “Cansada y con canas” Una Europa que está perdiendo sus propios valores, es una Europa dividida y sin futuro, debemos empezar a creer.      

Visto 354 veces

Deja un comentario

En Tv Online los Barrios no nos hacemos responsables de las opiniones de la gente ya que cada uno mantendra una idea que puede que con coincida con la de otros, esto es un simple sitio donde hablar de cosas que acontecen en nuestro entorno. Usalo con cabeza, moderacion y respeto.

Radio Sol Los Barrios 107.5 FM