Junio 16, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Archivo Municipal de Los Barrios : La necesidad de respetar y conservar nuestra memoria

Por José Manuel Algarbani-. Cronista oficial de la Villa

Es verdaderamente alucinante cuando uno se adentra en el archivo de nuestro municipio como se ha estado perdiendo la documentación generada por el ayuntamiento a lo largo de su historia. 300 años de historia en que la memoria de Los Barrios ha estado en peligro. Sí un archivo no está organizado, inventariado, catalogado ni forma parte de un sistema de gestión documental, cualquiera puede “apropiarse indebidamente” de los documentos. Si un archivo municipal no tiene personal propio que se encargue solo de su gestión, este dejará de ser un reflejo de la evolución de la sociedad en la que se encuentra.

Me ha preocupado el patrimonio documental desde hace muchos años, recuerdo hace ya algunos años como mi insistencia y la voluntad de los políticos de la época hicieron que se pudiera hacer realidad la existencia verdadera del archivo histórico de Los Barrios. Unos años después se concedió, en 2012, el inicio de lo que sería el archivo municipal de Los Barrios, la escuela taller “Tesauro” que vio la luz por 2014, donde una veintena de jóvenes con la ayuda de varios profesionales puso los cimientos de lo que hoy es nuestro sistema de archivos municipales. Recuerdo como me hizo reflexionar el anuncio de la concesión de la Escuela Taller Tesauro para “mejorar el archivo municipal”. Claramente no era para “mejorarlo”, ya que no existía como tal, solo existía un almacén de documentos en condiciones lamentables.

Para centrar el tema, el archivo municipal es un servicio público especializado en la gestión y tratamiento de la documentación, en su custodia y divulgación, lo forman el conjunto de documentos producidos, recibidos o reunidos por el Ayuntamiento a lo largo de su historia, con fines de gestión administrativa, información, proyección cultural e investigación histórica, científica y cultural. La mayoría de los fondos que conservan los archivos históricos municipales se corresponden, como es normal, a la documentación generada por el propio ayuntamiento en el ejercicio de sus funciones, aunque pueden existir fondos procedentes de otras fuentes que enriquecen y deben seguir enriqueciendo los fondos del archivo histórico municipal. Su vínculo y dependencia es su entorno más cercano, los vecinos de la ciudad, y por el origen de sus fondos documentales, el archivo es el fiel testimonio de su propia memoria histórica, y en definitiva, por su proximidad, por ser el conjunto de documentos que se encuentra más cercano en todos los sentidos, próximo a sus intereses y próximo también a su entorno vital.

Es alucinante como buceando en los documentos del archivo histórico municipal se ve como se han perdido multitud de legajos y documentos que sin duda servirían para conocer mucho mejor nuestro pasado. La pregunta de porque ha pasado esto tiene fácil contestación, si un archivo no está organizado, inventariado, catalogado ni forma parte de un sistema de gestión documental, cualquiera puede “apropiarse indebidamente” de los documentos. Si un archivo municipal no tiene personal propio que se encargue solo de su gestión, este dejará de ser un reflejo de la evolución de la sociedad en la que se encuentra.

Ha constado mucho que los encargados políticos valoren como tal los archivos, lo este debe ser sin duda el primer paso: Valorar para cuidar, cuidar para conservar, conservar para transmitir. La conservación del patrimonio y su proyección cultural se debe dar a través del Archivo Municipal.

Ha constado mucho llegar a comprender que es responsabilidad de todos – ciudadanos, gestores, responsables públicos, la gestión de los archivos. Ha costado que se comprenda que el patrimonio documental es igual de importante que cualquier otro tipo de patrimonio, que también supone un sustento identitario, que tiene verdadera rentabilidad identitaria. Nuestro archivo explica lo que somos culturalmente y por qué hemos llegado a ser así. Cuando estos referentes son claros, sólidos, se valoran y se quieren, se asegura la necesidad de su cuidado y transmisión a las generaciones futuras.

Los archivos son vitales y más que necesarios para las personas, las organizaciones y la sociedad en general porque sin ellos no tendrían ni pasado ni futuro. Vivirían al día sin tener conocimiento alguno sobre sus actuaciones o la de los demás. Todo el mundo quiere conocer su historia y reclama estar informado y documentado, pero no todo el mundo presta el interés que se merecen los archivos para conseguir este conocimiento. Así es, sorprende que una institución tan importante como es el archivo sigue teniendo poco interés entre la población, y entre la mayoría de las administraciones. Pero tenemos que tener en cuenta que son fundamentales para una sociedad, porque promueven el conocimiento, custodian y preservan nuestra memoria, difunden nuestro patrimonio histórico, dan acceso a los ciudadanos, son garantía de protección de datos y propiedad intelectual, impulsan la investigación histórica, apoyan la gestión documental de las organizaciones, apoyan a la transparencia y a la rendición de cuentas, además dan agilidad en la localización de la información. Todo con el trabajo que hacen los profesionales, en su gran mayoría con pocos medios, para proteger y preservar los archivos para que sean accesibles a las generaciones venideras.

Sabiendo para lo que sirven es el turno de pedirles a los gobiernos locales la máxima de las consideraciones, a los que están ahora, a los que han pasado a lo largo de la historia, y a los que llegarán. Y ya no hay marcha atrás, una vez consolidado el sistema de archivo municipal, con personal propio, debemos estar como ciudadanos atentos a que continúe creciendo.

Ya es el momento de poco a poco convertir el archivo en un organismo del siglo XXI, aplicar las posibilidades que la tecnología nos da hoy día, y olvidando el papel como instrumento único de descripción, ir preparando su acceso telemático, el acceso remoto a los fondos, con la posibilidad real de consultarlos. Es el momento de establecer colaboraciones con otros tipos de instituciones y asociaciones y participar activamente en la vida cultural del municipio. A grandes trazos crear puentes de comunicación con los ciudadanos. El personal especializado del archivo debe convertirse en un ingeniero de caminos entre la sociedad y los documentos del archivo.

Valora este artículo
(1 Voto)
Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

© 2019 RTV Sol Los Barrios