FacebookTwitter

Tenemos 79 visitantes y ningun miembro en Línea

Martes, 26 Marzo 2019 17:23

La inercia recibida

Escrito por Redacción
Valora este artículo
(0 votos)

Por Julio C. Pacheco

¿No se olvidan verdad?: la herencia recibida, quitar grasa a la Administración, el chocolate del loro, los chiringuitos… Frases utilizadas hasta la saciedad. Cuando creíamos que éramos alemanes descubrimos que teníamos encima una crisis del copón y que nuestra situación era muy diferente. Nuestros pilares económicos no se parecían ni por asomo a los alemanes para poder afrontarla. Los dos grandes partidos políticos hacían agua en la sala de máquinas.

Por un lado la corrupción sistémica dentro del PP. Por otro, casos cómo el de los ERE del PSOE en Andalucía. Una gigantesca tasa de paro, de la Champions League habíamos pasado a las tarjetas black, cuerdas de presos del trique público, cloacas del Estado hasta en jaque al rey, la explosión del independentismo catalán y una desbandada humanitaria por el Mediterráneo ante la que Europa llegará tarde y mal.

Me resulta increíble cómo ha pasado –inicialmente- a un segundo plano en los argumentarios de la gran multitud de partidos que se presentan a las próximas elecciones generales el tema económico. Supongo que en el hecho de vender la moto da más votos. El proponer numerosas medidas que tienen un notable coste económico, entelequias pretéritas, radicalismos, envolverse en banderas y cargar culpas al contrario es mucho más efectivo. Esas sirenas cantando a la hora de atraernos a las urnas a unos votantes a los que la desafección nos sale ya por las orejas. Eso sí, la dualidad cainita española que no decaiga. Se cargaron –los de arriba- a Soraya Sáenz de Santamaría, una moderada de la derecha de gran valía profesional que habría sido la única aspirante mujer en un plantel de machos alfa.

Y Pablo Casado intentando recuperar lo perdido en un aparente “regreso al futuro voxiliano”, soltado lindezas -de pon y quita- al por mayor. Y un variante Albert Rivera señalado por el dedo andaluz desde la plaza de Colón, que de tanto cambio demoscópico hasta a mí me tiene mareado. Todos al unísono: ¡Santiago y cierra, España! Y en el otro lado del cuadrilátero a toda la izquierda esgrimiendo la momia de Franco al grito de: ¡No pasarán!... mientras Puigdemont y Torra les hacen los coros cual angelicales caganers… ¡apreteu, apreteu! Las sempiternas dos Españas.

LA ECONOMÍA NO TOCA. Al parecer ya nadie se acuerda de la reforma exprés del artículo 135 de nuestra Constitución. El “exitoso” Plan E. Las tuberías de nuestro barco reventando, los desahucidados, las empresas produciendo millones de parados, los planes de ajuste, el rescate de las politizadas Cajas de Ahorros (también conocidas cómo Bankia) y los compromisos adquiridos con la UE en materia económica.

La imposibilidad de aumentar nuestro endeudamiento y nuestro deber de cumplir con lo acordado. Al señor Sánchez recordarle que la UE ya ha manifestado que por el momento la denominada tasa Google, la dejan para más adelante. Y lo de posibles tasas a las transacciones financieras, al diésel, aumento del Impuesto de Sociedades… al final siempre lo soportamos los curritos de abajo.

Y algo que les aseguro que saldrá poco -con datos y medidas reales- en la campaña será el tema de las pensiones. LA VERSIÓN PROHIBIDA: Está casi agotada la hucha de las pensiones. Para el abono de las mismas está siendo necesario acudir a operaciones de crédito. Ya ha sido advertida en numeras ocasiones España de la situación y de que tiene que tomar medidas.

El Pacto de Toledo se encuentra actualmente en la UCI. El denominado baby boom español se está incorporando al cobro de las mismas y los cotizantes en nuestro actual sistema de reparto son del todo insuficientes, por lo que o se recortan las prestaciones o nos terminan de fusilar con el incremento o la creación de nuevos impuestos.

Ésta es la inercia recibida para las próximas elecciones. Y como no me gusta terminar dejando a ningún lector con los ánimos por los suelos ni teniendo que acudir a bañarse en Prozac, igual me equivoco y aumenta el PIB y la natalidad de una forma gigantesca. Para lo segundo si alguna señora, libremente, quiere tener un hijo o hija, Pablo Iglesias es toda una garantía para ser fecundada. Ahí lo dejo.

Visto 189 veces

Deja un comentario

En RTV Sol Los Barrios no nos hacemos responsables de las opiniones de los usuarios ya que cada uno mantendra una idea que puede que con coincida con la de otros, esto es un simple sitio donde hablar de cosas que acontecen en nuestro entorno. Usalo con cabeza, moderacion y respeto.

Radio Sol Los Barrios 107.5 FM